cine

Concursante

toynbeeSi algo tiene de bueno esta película son dos cosas: Haber sido presentada en 2007, un año antes del salto a la historia de Lehman Brothers y no haber recibido ningún tipo de premio por parte de la casta cineasta española. Porque una cosa es hacer el gestito famoso de la ceja y otra poner en evidencia al capitalismo financiero. Quizás por ello se haya creado un cerco sanitario sobre esta obra de Rodrigo Cortés por los medios de comunicación de unos y de otros (Primer Mandamiento Canino: no  morderás la mano que te da de comer).

Evidentemente estamos ante una película, no ante una clase magistral, pero paradójicamente se entiende muy bien, al contrario que a la mayoría de los economistas financieros, que nos pueden decir la misma y la contraria, quedarse tan frescos y además creerse por encima de cualquier crítica. No lo decimos nosotros sólamente, ya lo decía Winston Churchill y desde entonces (más…)

Anuncios